Instructor

llámanos 998 240 3684
Todos nuestros instructores están certificados y tienen experiencia dando clases. No importa qué tipo de yoga busques o cuál sea la intensidad de la práctica que quieras tener, nosotros podemos cumplir tus expectativas.
 

Kundalini Yoga

Este tipo de yoga es llamada la yoga de la consciencia, ya que busca cultivar la energía del cuerpo, la mente y el espíritu. El enfoque de esta yoga es despertar o activar la energía (energía vital ubicada en la base de la columna) a través de posturas, mudras (gestos con las manos), mantras (sonidos repetitivos) y respiraciones. Puede ser muy ligera o muy demandante, depende del enfoque de la clase y el nivel del grupo o individuo practicándola.

En todas las sesiones de Kundalini Yoga seguimos todas las enseñanzas del maestro Yogi Bhajan, quien trajo a occidente esta filosofía del yoga en 1968. Con más de ocho mil sesiones, inspiró a personas alrededor del mundo a seguir una vida de excelencia y crecimiento de cuerpo, mente y espíritu.

Ashtanga Yoga

Ashtanga yoga literalmente significa “8 ramas del yoga”, que fueron descritas por Patanjali en el texto Yoga Sutra. Sin embargo, lo que conocemos como Ashtanga Yoga se refiere más bien al tipo de Vinyasa yoga que desarrolló el maestro indio K. Patthabi Jois. Consisten en ciertas series de posturas hechas en forma secuencial.

Las clases de Ashtanga Yoga suelen ser muy demandantes y activas, con un flujo constante de posturas dirigidas por la respiración. Por ello, suelen ser consideradas muy buenas como alternativa al ejercicio cardiopulmonar. De cualquier forma, como toda clase de yoga, al finalizar terminar relajado y energizado al mismo tiempo.

 

Vinyasa Yoga

La palabra Vinyasa hace referencia al movimiento, al fluir que conecta un estado con el siguiente. Y eso es lo que caracteriza a este tipo de yoga. Podría decirse que Vinyasa es el yoga del movimiento fluido. En cada clase de Vinyasa Yoga, todos los movimientos tienen un sentido y una conexión con la postura anterior y la siguiente. Además, la respiración forma una parte fundamental, ya que es lo que conecta el movimiento.

Este tipo de yoga busca despertar todas las áreas de tu ser. Te asiste en encontrar la manera adecuada de fluir creando una intención y tomando los pasos necesarios para llegar a cumplirla.

Las clases de Vinyasa yoga pueden ser tanto activas como suaves, todo depende del tipo de movimientos que fluyan a lo largo de la práctica y el ritmo que se lleve. Pueden ser desde clases enfocadas a movimientos que incrementan el ritmo cardiaco hasta movimientos más suaves y pausados, aunque también fluidos.

 

Hatha Yoga 

Hatha Yoga es el yoga del equilibrio, del balance entre las energías. La palabra Hatha puede traducirse como “fuerza” o “voluntad”, o ser separada en dos sílabas: ha, “sol” y tha, “luna”. En ambas definiciones puedes apreciar la esencia del Hatha Yoga, en la que se busca fortalecer y equilibrar al espíritu, haciendo un balance de las fuerzas opuestas. Trabajas resistencia y fuerza a la vez que te rindes a la postura y relajas mente y cuerpo. Se considera al Hatha el origen o la base de la mayoría de los tipos de yoga: vinyasa, ashtanga, Iyengar…

En las clases de Hatha, sueles permanecer más tiempo en las posturas, encontrando la alineación y el balance que requieres en cada una. Suelen ser pausadas, por lo que le gustan a la mayoría de los principiantes, aunque también pueden ser demandantes para los más avanzados.

 

Yoga para embarazadas

El yoga para embarazadas o yoga prenatal está enfocado en ayudar a las futuras madres a fluir con su energía, fortaleciendo su cuerpo, poniendo atención a sus emociones y protegiendo la integridad de su bebé y un embarazo saludable. Consiste en clases de yoga suaves con posturas adecuadas para el avance que tengas en la gestación de tu bebé.